Conoce las causas de la pérdida de potencia del motor diesel

La pérdida de potencia del motor diesel es uno de los problemas más comunes que afectan el funcionamiento normal del coche, además es bastante sencillo que el mismo conductor diagnostique la falla y de con una solución rápida para seguir.

Para saber cuál es la falla que ocasión una pérdida de potencia del motor diesel es necesario que el conductor tenga conocimientos básicos sobre el funcionamiento normal del coche, asi podrá detectar alguna anomalía o ruido extraño en el momento adecuado.

Principales causas de la pérdida de potencia del motor diesel

Antes de decidir que el coche debe visitar el taller mecánico por una pérdida de potencia del motor diesel el conductor puede realizar un diagnostico particular, de manera que se evite la ida al taller y pueda resolver el mismo el problema, entre las fallas más comunes están:

*Filtro de aire: El aire que llega al motor pasa primero por un filtro que retiene las impurezas, haciendo que ocasionalmente se sature de suciedad, como solución se puede retirar el filtro, limpiarlo y colocarlo de nuevo o simplemente comprar uno nuevo.

*Caudalímetro: Esta pieza es la responsable de medir la cantidad de aire que fluye hasta el motor y el error se ocasiona por una mala lectura de del aire que limita la potencia del coche, para solucionarlo solo basta limpiarlo al igual que el filtro de aire.

*Bomba de combustible: Esta bomba es la que hace que el combustible llegue hasta el motor y se mezcle con el aire, cuando la bomba no funciona la mezcla de combustible suele ser pobre, muchas veces esta bomba debe ser reemplazada totalmente.

*Componentes internos del motor: Estos componentes se mueven a altas velocidades dentro del motor y deben estar siempre lubricados para evitar su roce constante, para solucionarlo solo hace falta agregar el aceite común de coche o llevarlo a revisión periódica.

¿El conductor  puede diagnosticar estas fallas él mismo?

Si el coche es nuevo puede que la pérdida de potencia del motor diesel se deba a fallas en la fabricación, ahora bien esto no siempre es costumbre asi que, el conductor puede simplemente acostumbrarse al ritmo normal del coche.

Una vez pase el tiempo el conductor podrá percibir algunos ruidos o cambios en las velocidades del motor que ameriten que se detenga el coche para realizar las revisiones, este debe tener en cuenta siempre los factores externos como el clima y la condición de la vía.