Consejos para el cambio de la bomba de agua

El sistema de refrigeración de tu coche es uno de los más importantes que tendrás que cuidar, puesto que este permitirá tener una temperatura óptima. Para que puedas disfrutar de un precio más bajo en la bomba de agua, te recomiendo el desguace reciclaperezoso.com, porque encontrarás las mejores opciones.

Sin embargo, para hacer el cambio de la bomba de agua es indispensable que tengas en cuenta algunos consejos básicos. En este post sabrás como hacerlo, e incluso podrás hacer el cambio por tu cuenta para ahorrarte la mano de obra por lo cual, te invito a que sigas leyendo.

¿Cómo cambiar la bomba de agua?

El cambio de la bomba de agua puede ser una reparación costosa si llevas tu coche a un taller mecánico. Dependiendo del modelo de tu coche esta puede costar más o menos dinero, y en muchos casos puede llegar a tener un coste de hasta 1000 euros.

Sin embargo, si compras el repuesto por tu cuenta este puede valer entre 60 y 150 euros, lo que representará un gran ahorro. Este es un repuesto que puedes montar por tu cuenta, siguiendo los siguientes consejos:

Bajar la bomba de agua

Es indispensable que el coche esté completamente frío y elevado, para evitar cualquier tipo de accidentes y que el procedimiento sea más fácil. Asegúrate de comenzar por drenar todo el líquido refrigerante del sistema de refrigeración antes de desconectar cualquier cosa.

Cuando ya no salga más líquido, procede a desconectar las mangueras de la bomba de agua, y esto hará que salga el resto de líquido que pueda quedar en el sistema. Luego debes aflojar los tornillos de fijación, y procederás a retirar la bomba del motor, y debes dejar completamente limpia la zona antes de instalar la bomba de repuesto.

Coloca la bomba nueva

Es indispensable que te asegures de que la bomba que vas a colocar sea del mismo modelo que la bomba que quitaste. Así evitarás problemas en el futuro y podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios.

En el caso afirmativo, procede a colocar la bomba en su lugar con los tornillos de fijación, y conecta todas las mangueras para rellenar el sistema con líquido refrigerante. Enciende el coche hasta dejarlo calentar, apágalo y rellena el faltante de líquido refrigerante para dejarlo finalmente descansar por un período de 4 horas antes de que lo vuelvas a utilizar y estas será toda la reparación.