Cuidados basicos para un motor de coche

Algunos cuidados serán fundamentales para lograr darle a tu motor la mayor durabilidad posible, lo que garantizará que tendrás unos grandes resultados. Si necesitas repuestos de una gran calidad te recomiendo visitar despiecesde, porque allí encontrarás los mejores recambios a los precios más bajos.

Pero, puede que no sepas cuáles son los cuidados básicos que debes darle a tu motor para mantenerlo en buen estado. Por este motivo he preparado este post, con la finalidad de que puedas conocer los cuidados básicos que debes darle a tu motor.

Consejos para cuidar el motor

Cuidar bien el motor dependerá de varios factores que debes tener en cuenta para conseguir un buen rendimiento. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Lubricación del motor

La lubricación es un punto fundamental, en especial porque de esta dependerá que el motor no se desgaste más de lo necesario. En todo caso, debes fijarte muy bien en que el nivel de aceite sea el adecuado para garantizar un gran rendimiento.

También es aconsejable cambiar el aceite según las recomendaciones del fabricante para conseguir el rendimiento óptimo en tu vehículo. Esto te permitirá que puedas lograr tener un mejor rendimiento en tu coche, y evitarás cualquier tipo de desgaste innecesario.

Control de las RPM

Las RPM miden el trabajo que hace el motor mientras que está funcionando, y no debes subirlas más de la cuenta. En todo caso, los profesionales de la conducción recomiendan mantenerlas por debajo de las 2.500RPM para mantener un funcionamiento óptimo.

Si estas son más elevadas, lo único que estarás haciendo es producir un esfuerzo mayor en tu motor sin ningún tipo de necesidad. En todo caso, debes asegurarte de controlar las RPM siempre que conduzcas tu coche para que puedas conseguir los resultados óptimos en el mismo sin desgastarlo.

Revisión de las correas

Las correas que ves en tu motor tienen funciones específicas para que el motor pueda moverse de una forma óptima. En todo caso, debes asegurarte de hacer la revisión de las correas de una forma periódica para garantizar que tendrás un rendimiento que es completamente óptimo.

No es necesario que conozcas la función de cada correa, solo bastará con verificar que no tengan grietas o que estén a punto de romperse. En estos casos, tendrás que cambiarlas de inmediato, porque así evitarás que se rompan en funcionamiento causando daños irreparables a tu motor, por lo que es mejor revisarlas a tiempo.