Las Baterías de Litio presentes en las Transpaletas

Generalmente en el mercado se encuentran transpaletas eléctricas que utilizan baterías de plomo ácido, esto se debe a que desde que fueron creadas las transpaletas eléctricas solo habían utilizado este tipo de baterías y por ello son las más conocidas y usadas por muchos.

Las baterías de plomo ácido cuentan aproximadamente con un siglo en el mercado, no es sencillo desplazarlas con nueva tecnología, las personas las conocen y confían en su rendimiento porque han trabajado con ellas por unos 100 años; pero esta ha comenzado a cambiar ya que se está utilizando otro tipo de batería.

Ahora las baterías de litio para las transpaletas están comenzando a llenar el mercado, colocando al alcance de los consumidores un producto renovado, con mayor capacidad de rendimiento y eficiencia, ofreciéndose como una nueva alternativa a las baterías tradicionales.

Las baterías de plomo ácido requieren de largas horas para su carga, esto se traduce en 6 u 8 horas en las que deben estar paradas y dejar de ser productivas, además de que se deben reemplazar las baterías periódicamente, haciendo que sea más costoso el mantenimiento.

Las baterías de litio ofrecen grandes ventajas al ser usadas en transpaletas eléctricas.

Beneficios de usar baterías de litio en Transpaletas

Las baterías de litio son más eficientes a nivel energético, su tamaño es considerablemente menor al de las baterías de plomo ácido y por ende son más livianas, ocupando un menor espacio en la transpaleta y haciéndola más cómodas.

Si la transpaleta es más pequeña tendrá la posibilidad de poder operar en espacios más reducidos, incluso pueden operar dentro de camiones; el tiempo de carga de una batería de litio es mucho menor y solo le toma 30 minutos en completar su carga al 100%.

Aunque las baterías de litio son más caras que las baterías de plomo ácido, solo se deben sacar algunos costos para determinar su rentabilidad, las baterías de litio ofrecen una mayor vida útil y no requieren de mantenimiento.

Además al necesitar tiempos de carga muy cortos pueden incorporarse a la faena diaria sin que esto afecte el nivel de productividad de la empresa, así la inversión inicial se verá muy bien retribuida en un corto plazo.

Las baterías de litio ofrecen además el beneficio de ahorrar energía, al requerir menos tiempo de carga con la cual pueden operar durante muchas más horas, a diferencia de las baterías de plomo ácido.