Las dos caras de la dieta vegana

Aunque importe la salud, ser vegano o vagana tiende hoy más a la moda y a la defensa de la vida animal,  las implicaciones de ser vegetariano no deben tomarse a la ligera, el mayor consumo de frutas y verduras sin duda traen un plus a la calidad de vida pero es importante saber hasta qué punto es positivo disminuir la ingesta de productos de origen animal.

La  dieta vegana tiende a parecer aburrida y  desabrida, imaginamos a la gente  como conejos comiendo solo lechuga, sin embargo hay un tipo de vegetarianismo que permite el consumo de la proteína animal proveniente de huevos y leche, los más estrictos ciertamente consumen solo vegetales, es solo cuestión de decidir qué tipo vegetariano se quiere ser.

veganos 1

Que tan conveniente o no puede ser una dieta vagana

Entre las ventajas de ser vegano la dos que  tienen más peso son el nulo consumo de grasas de origen animal, esto mantiene el colesterol malo a raya,  por otra parte el alto consumo de fibra,  la cual está demostrado ser fundamental en la prevención de diferentes tipos de cáncer a nivel del sistema digestivo y de próstata.

Las desventajas de esta forma de comer se encuentran por lo general en la forma de absorción de nutrientes en el cuerpo. La vitamina B12 por ejemplo tan importante para la prevención de cuadros virales y afecciones respiratorias se obtiene solo a través de la carne,  el hierro de origen animal no se absorbe con facilidad por el organismo lo que podría predisponer anemias. Las proteínas por su parte son de mayor calidad nutricional cuando son de origen animal, sin embargo el vegano puede sustituirlas consumiendo juntos legumbres y cereales.

Ser vegano es algo que requiere un estudio previo  tomando en cuenta las condiciones actuales de tu cuerpo, al final mantener una alimentación equilibrada siempre será lo ideal.

Be the first to comment on "Las dos caras de la dieta vegana"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*