Las negligencias más comunes

negligencias medicas

¿Cuáles son las negligencias medicas más comunes? En este artículo te lo contamos y para más información puedes visitar la página https://www.atlasabogados.com/negligencias-medicas/.

1- Negligencias en cirugía clínica. Es uno de los campos donde más negligencias podemos encontrar. Debido al gran auge y dinero que mueven este tipo de intervenciones. Se deben a falsas clínicas a las que acude la gente por las ofertas en precios o por personal poco cualificado.

2- Infecciones hospitalarias, dadas por objetos poco esterilizados. Entre estas negligencias no se encuentran otras como por ejemplo contraer un resfriado por el aire acondicionado.

3- Lesiones en el parto. Lesiones perinatales o sufridas por la madre. Todo lo que  tiene que ver con el parto, la madre y lo referente al bebé: una mala medición de la abertura de la pelvis que haya provocado un desgarro en la madre, o una tardanza en realizar una cesárea y que no le llegue suficiente oxígeno al feto por estrangulamiento del cordón umbilical.   

4- Transfusiones de sangre. Otro tipo de negligencia médica más común serían las enfermedades contraídas a través de transfusiones de sangre. A través del plasma de la persona infectada podemos contraer una enfermedad o infección y, en estos casos, podríamos reclamar daños con la ayuda de un abogado negligencias medicas Madrid.

5- Cirugía errónea. Existen casos en los que no se opera la zona correcta. Es por ello que muchos médicos emplean rotuladores o marcadores de las zonas a operar para no confundirse.

6- Error de diagnóstico. La falta de compromiso o un descuido del personal sanitario pueden derivar en errores de diagnóstico. Se trata de una negligencia médica bastante grave si pensamos, por ejemplo en las consecuencias de no detectar un tumor a tiempo.

7- Falta de higiene. La falta de higiene por parte del personal sanitario puede derivar en infecciones intrahospitalarias que pueden ser reclamadas a través de un abogado experto en negligencias médicas.

8- Cirugía innecesaria. A raíz de un error de diagnóstico se pueden llevar a cabo operaciones innecesarias, que pueden llevar al paciente a correr un riesgo lógicamente innecesario.

 

El colectivo médico señala que las principales causas de tales fallos pasan por la falta de personal médico especializado debido a los recortes en sanidad pública. A los cuales sumamos el aumento de la listas de espera.

En dolencias que necesitan ser diagnosticadas de inmediato, si no realizamos las pruebas concretas para empezar con el tratamiento, perderemos tiempo vital e igual el diagnóstico se agrava, como pasa con los diferentes tipos de cáncer.

Junto con el poco personal del que disponen los centros hospitalarios y las listas de espera, se suma el poco tiempo del que disponen los médicos para atender a los pacientes en las consultas ordinarias por lo cual se les pueden escapar detalles.

Si a todos estos factores sumamos el cansancio, la sobrecarga de horas extra que a veces tiene que realizar el personal de urgencia, la tensión que implica estar en una sala de quirófano y el burn out, entendemos el número de fallos.

Para evitar posibles negligencias (dentro de lo que esté en nuestra mano) tendremos que revisar muy bien toda la información del preoperatorio e informarnos de todas las cuestiones en las que tenemos dudas.

Todas los errores médicos citados con anterioridad tienen la capacidad de ser reclamados. Es por ello que debes ponerte en manos de un experto abogado de negligencias medicas.