Las segundas partes a veces son buenas, si se trata de tu móvil

La forma en la que vemos el móvil ha ido cambiando, ya no nos vale comprarnos uno nuevo si el nuestro se estropea. Antes si se rompía tu dispositivo bastaba con ir a una tienda y cambiarlo.

En la actualidad hemos decidido darle una segunda vida a nuestros móviles, cada día más gente se decanta por la opción de la reparacion de moviles con tiendas como https://mundodelmovil.com/, a la compra de uno nuevo.

Quizás el precio que han alcanzado los smartphones, bastante privativo en algunos casos y modelos, y las limitaciones que están teniendo las compañías para ir mejorando los modelos hacen que queramos prolongar los años de uso de nuestro móvil.

En muchos casos el precio que hay que pagar por la reforma es infinidad de veces menor que el que pagaremos por un dispositivo nuevo, y la diferencia en prestaciones y calidad con el otro no merece la pena el desembolso.

En muchas ocasiones preferimos esperar a ahorrar un poco más porque tenemos la última versión y vamos a esperar a que saquen una mejorada, o porque queremos ahorrar para un viaje o alguna celebración y no es el momento.

Otra de las razones más comunes es que la garantía ya no nos cubra la reparación y no tenemos el dinero que necesitamos para uno nuevo. Ahí, en el caso de pantallas rotas, habrá que esperar hasta ahorrar o arreglarlo.

 

¿Por qué han aumentado tanto las rupturas de móviles?

El concepto que teníamos de teléfono hace un par de años ha cambiado radicalmente. Hoy es casi como una parte más de nuestra mano, una extensión más de nuestro organismo. Unamos el teléfono para todo y en todos lados.

Nos lo llevamos al baño, a la ducha, a correr, lo usamos mientras vamos andando… así es muy sencillo que se rompan  de forma accidental, que se nos caiga, que nos sentemos encima de él, del uso o que le caiga agua.

Entonces resulta normal tanto aumento, ya sea por la cantidad de horas que lo usemos y aumenten las probabilidades de caída como por el deterioro normal que sufriría un móvil (este es menor cuanto menos lo usamos).

     

¿Sale rentable darle una segunda oportunidad a nuestro móvil?

El mercado desde 2016 se ha ralentizado, cada vez la gente cambia menos de smartphones, la media de vida de un teléfono se sitúa en los dos años. Por lo tanto las reparaciones de moviles han subido considerablemente, una media de casi medio millón en Phonehouse al año.

Entre las reparaciones más usuales están las de pantalla rota o móvil mojado (caídas accidentales, chapuzones en la piscina con el móvil en el bolsillo, regado por un vaso durante la comida).

A mayor número de móviles queridos por sus dueños mayor oferta de reparaciones. Muchos de los dispositivos de ahora incluso acaban teniendo una tercera vida en forma de móvil sustituto o de nuestros hijos cuando antes los de tapa, blackberrys) acababan en la basura.

¿Si tengo que reparar mi teléfono dónde debo ir?, ¿me cubre la reparación la garantía?, ¿qué riesgos puedo correr dejando mi teléfono en una tienda?, ¿lo sustituyen por las mismas piezas? estas son algunas de las preguntas que nos asaltan cuando decidimos arreglarlo.

la respuesta que obtenemos, o la elección que tomamos en muchos casos es bastante preocupante. Hay tiendas que usan piezas de otras marcas para abaratar costes, se reparan mal por técnicos que no tienen ninguna formación o se utilizan materiales que no han sido testados.

Si hemos decidido que queremos preservar nuestro teléfono móvil y llevarlo a una tienda de reparación de móviles todos los expertos coinciden en recomendarnos que se trate sino es posible de una tienda oficial sí que sea una acreditada.

Que nos preocupemos que los técnicos estén bien acreditados y que dejemos buena constancia de que queremos que la pieza que nos sustituyan sea original. Si seguimos estos pasos en principio no tendríamos que tener ningún problema.

Aparte de que en las tiendas oficiales te dan una garantía de que la reparación va a ir bien.