Lo que debes saber sobre el reciclaje: contenedores amarillos y azules

Los colores para el reciclaje son parte fundamental del proceso de recogida de residuos, siendo los mas importantes los contenedores amarillos y azules que se pueden ver repartidos en diversas zonas de España.

Estos contenedores son instalados por parte de una de las mayores empresas de reciclaje de Europa, Ecoembes. Esta se encarga de realizar campañas de recogida de residuos y de concientización para los ciudadanos y dueños de locales.

¿Cómo se identifican los contenedores por colores?

En el sistema de colores, cada residuo se divide por sus materiales y el tipo de desecho que son, es por esto que los contenedores amarillos y azules son los más relevantes, aunque no son los únicos; la división por colores se hace de la siguiente forma:

*Amarillo: Este representa a los plásticos y enlatados, en estos se pueden depositar cualquier cantidad de envases de agua, enlatados de comida y bebidas, bolsas de plástico, bandejas de anime, envoltorios, aerosoles y papel de aluminio.

*Azul: Este es el color del papel y el cartón, en el cual se pueden depositar cajas o envases de alimentos que sean de papel, así como folletos publicitarios, periódicos, revistas, cartones de huevo, cartulinas, bolsas de papel, etc.

*Blanco: Es el color ideal para los residuos de medicamentos, estos son encontrados con regularidad en las farmacias y en el se deben introducir los envases de medicamentos vacíos y medicamentos caducados, sin importar su material.

*Verde: Este es el color que define a los residuos de vidrio, sin importar su tamaño deben ser introducidos en este contendor todas las botellas de bebidas, alimentos, cervezas o salsas; sin tener en cuenta los bombillos o espejos.

*Gris: Por último, este es el color de los residuos orgánicos, como los restos vegetales y animales, el residuo del café, las servilletas usadas, ceniza, corcho y todos los restos que sean biodegradables como la comida.

El papel de Ecoembes en el reciclaje

Esta empresa educa a todos los interesados en la recogida de todos los residuos, en especial los que deben ser depositados en los contenedores amarillos y azules que se pueden encontrar repartidos por la ciudad.

Su ética, compromiso y colaboración con los ciudadanos hace que las ciudades españolas se vean y se sientan mucho más limpias y protegidas ante los agentes contaminantes, su objetivo es lograr el desarrollo sostenible a todos los niveles, enfocando se en los niveles empresariales y domésticos.