Por qué Comprar Coches De Segunda Mano Por Concesionarios?

En este portal de coches de segunda mano, te daremos las razones porque te conviene comprar un coche usado. Bien, comencemos:

  • Trámites de la administración: Cuando se compra un coche de ocasión, se necesita llevar a cabo algunos trámites que, en el caso de comprar en un concesionario no existe un pago extra ni mucho menos trámites burocráticos por el comprador. El concesionario realiza todo.

  • Garantías de responsabilidadesEl proceso de compra-venta entre particulares está regulada, entonces el vendedor se encuentra obligado a dar el coche libre de cargas, impuestos o algún detalle oculto y se convierte responsable ante cualquiera de estos casos durante un periodo de tiempo.

  • Vehículos revisados técnicamente: Los coches de segunda mano que están a la venta por concesionarios, son sometidos a una revisión detallada antes de ponerse a la venta, evitando posibles daños para ofrecer un coche con garantías. Asimismo, los coches vendidos por particulares, rara vez realizan dicha revisión, por lo que, si el comprador no sabe, posiblemente posterior a su compra sufra ciertas decepciones y realice gastos adicionales, lo que hace que la compra se convierta en una mala experiencia.

  • Financiamientos: Muchos concesionarios ofrecen la posibilidad de financiar la cancelación del coche, con la finalidad de facilitar la compra, un beneficio que no podemos conseguir en la compra-venta de coches de segunda mano con personas particulares, ya que la totalidad del precio debe ser cancelado al contado.

  • Evita fraudes y engaños: Como se mencionó en líneas anteriores, cuando la compra de coches de segunda mano se realiza de concesionarios, estos realizan una revisión exhaustiva del coche, evitando que el comprador se lleve sorpresas posteriores a su compra, además que, la garantía que los concesionarios ofrecen a los compradores, muchas de las veces es de 1 año, lo que respalda la compra, muchos de los vendedores particulares cometen engaños y fraudes, más si el comprador no sabe mucho del tema.