¿Qué debes hacer para realizar un cambio de denominación social?

En la elección del nombre para una marca existe la posibilidad de escoger el primero en la lista, este mismo proceso llevará más adelante a un cambio de denominación social de forma voluntaria por parte de los socios, fusión u otra situación que se presente.

Te enseñaremos a continuación que es lo que debes hacer para llevar a cabo este cambio sin ningún problema.

Motivos para el cambio de denominación social

A pesar de ser una elección realizada por todos los socios el cambio de esta denominación puede darse por distintos motivos, y dependerá enteramente de una aprobación previa para ser realizada ante el ente regulador, entre los motivos para el cambio se encuentra:

  • En caso de que exista una sentencia judicial el cambio es impuesto, y deben seguir ciertos pasos, como la inscripción en el Registro Mercantil en el que figure la entidad.
  • Las fusiones entre empresas llevan a cambios en el que podrán asumir cualquiera de las denominaciones que componen la fusión.
  • En presencia de una escisión total de la empresa, en este caso cualquiera de las parte puede adoptar dicha denominación.
  • El cambio de denominación social también ser voluntario, ya sea por gusto o decisión de toda la Junta General.

Estos motivos pueden llevar al cambio de la denominación a través de diversas vías legales, por ello es importante tomar en cuenta todas las opiniones antes de elegir cualquiera denominación y así evitar todo el papeleo nuevamente.

¿Qué hacer para llevar a cabo el cambio de denominación social?

Los acuerdos y nuevas ideas surgen en todo momento a la hora de establecer empresas y sus actividades por lo que el cambio de denominación social es la opción más recomendada según los motivos que se tengan. Para realizar este proceso el proceso es el siguiente:

  • La Junta General será convocada para realizar una votación sobre el cambio de denominación social, se requieren más de la mitad de los votos de la misma, en caso de ser aceptado se puede proceder.
  • Es necesario realizar la petición nuevamente de una certificación negativa con la nueva denominación y el nombre de la sociedad, indicando las denominaciones de preferencia para el cambio.
  • Cuando se obtiene la certificación se procede a realizar una nueva votación con la Junta General para hacer los debidos cambios y modificaciones de estatutos, adecuándose estos a la nueva denominación social.
  • Seguidamente, se debe acudir al notario para hacer el cambio en el Registro Mercantil, al llevar esto cabo la anterior denominación será cancelada con un plazo de un año.
  • Después debe realizar los debidos cambios en todos los entes en los que se encuentre registrado con dicha denominación social y hacerles saber del cambio.

El cambio de denominación social es fácil y rápido, el mismo puede ocurrir a través de diversos motivos que involucren a los socios y su visión del camino que debe seguir ahora la empresa. Estos cambios no involucran la perdida de empleados ni proveedores solo una mejora de objetivos a cumplir.