Peligro de siniestros en la vivienda

El termino siniestro ciertamente suena escalofriante, pero es una terminología que debes conocer, especialmente si eres un propietario que está en busca de un nuevo seguro para el hogar.

Ahora bien, un siniestro en la vivienda está comprendido en el mundo de los seguros, como aquel hecho dañino que se encuentra cubierto por la póliza de un seguro. Que además, podrá y deberá ser indemnizado por la compañía; pues así se estipula en el pacto.

Siendo este un elemento clave en el contrato de seguro, la forma en la que debes actuar será siguiendo los pasos preestablecidos en el acuerdo con la aseguradora; que normalmente estarán ordenados de la siguiente manera:

  • En el caso de que tu vivienda haya sufrir un siniestro, lo más importante será conocer las circunstancias del siniestro en tu hogar; de tal manera que, se podrán valorar los daños ocasionados y buscar una solución adecuada al caso.
  • Una vez identificado el motivo y los efectos del siniestro en la vivienda, tienes que comunicárselo rápidamente a la aseguradora. Notificando a detalle la forma en que ocurrió el incidente, personas implicadas, los bienes afectados y la valoración aproximada.
  • Por último, y más importante, emplea todos los medios que tengas disponibles para aminorar las circunstancias del siniestro. Conservando de la mejor manera, los restos del siniestro; mismos restos que serán verificados por los peritos de la compañía.

Siniestros habituales en el hogar

Gran parte de los siniestros en la vivienda, están contemplados en la mayoría de los contratos de seguro y es por eso, que a continuación veras algunos de las más comunes; dándote una idea de lo que el contrato perfecto debe cubrir.

Goteras

Las goteras poseen el puesto más alto de siniestros dentro del hogar, pudiendo afectarte no solo a ti, sino también, a los vecinos de la comunidad. Ocasionando gastos adicionales en caso de no poseer una póliza que cubra la responsabilidad civil.

Rotura de cristales

En estos siniestros, normalmente se clasifican en situación como el ruptura de ventajas, puertas de vidrio, mármoles y granitos. Elementos que en ese estado, representan un algo riesgo para la salud.

Asistencia de facilitadores profesionales

Aunque no suene como un siniestro, la asistencia profesional es catalogada en casos donde se requiera la intervención profesional; bien sea en el caso de, reformas, servicios de reparación y bricolaje o restauraciones estéticas del hogar.

Daños eléctricos

Los problemas eléctricos son sumamente peligros, y aunque, no son menos habituales de lo que se considera; sí que producen daños considerable a la integridad del hogar, hasta el punto de causar pérdida total.

Fenómenos atmosféricos

La realidad de estos incidentes, es que la zona en donde residas, afectará la posibilidad de que ocurran. Pero se comprenden en su mayoría de daños por fuertes vientos, nieve, inundación o cualquier otro suceso fortuito de la naturaleza.

Los siniestros en la vivienda son sucesos imprevistos que no verás venir, por eso debes optar siempre la fiabilidad de buen seguro al momento de imprevistos.